El CEO es la figura clave para la implantación del teletrabajo

El CEO es la figura clave para la implantación del teletrabajo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La crisis sanitaria que ha provocado la pandemia de coronavirus tanto en España como en otros lugares del mundo está desempolvando en algunas empresas la posibilidad de implantar un modelo de teletrabajo, algo de lo que lleva tiempo hablándose pero que no se ha terminado de consolidar en la mayoría de los negocios en los que es factible.

La razón de esta reticencia al trabajo flexible puede radicar en una visión reacia al cambio cultural en el que estamos inmersos. El concepto de trabajo por horas en lugar del trabajo por objetivos sigue manteniéndose vigente en numerosas empresas, que no terminan de dar un paso adelante hacia un modelo de gestión mucho más eficaz, basado en la tecnología y en la confianza en el equipo.

La situación actual ha llevado a muchas de ellas a solicitar que sus empleados teletrabajen (demostrando que cuentan con las herramientas para hacerlo). Sin embargo, todo hace indicar que una vez que pase esta situación excepcional, volverán a desterrar esta opción. ¿Por qué?

Ventajas constatadas

Para responder a esa pregunta habría que esgrimir argumentos en contra del teletrabajo. En cambio, al hacerlo nos encontraremos con una serie de beneficios que ya hemos tratado con anterioridad. Entre ellos se encuentran:

  • Una mejor calidad de vida para los empleados.
  • La conciliación de su vida laboral y personal. 
  • Un aumento de la productividad gracias a una mayor motivación.
  • La capacidad de retener a los trabajadores con más talento.
  • Menor absentismo laboral.
  • Reducción de los costes derivados de las oficinas físicas.

Y sin embargo, según las estadísticas de Eutelsal, solo un 4,3% de los trabajadores se conecta a distancia en España para realizar su labor, lo que sitúa a nuestro país lejos de otros lugares como Países Bajos (14%) o Finlandia (13,3%).

El papel del CEO

Probablemente detrás de estas reticencias se encuentra la incapacidad de los propios CEOs para conseguir una correcta gestión de sus empleados cuando teletrabajan. Es más, quizás durante la situación actual, muchos se percaten de los beneficios antes referidos… pero eso no será suficiente si realmente no están convencidos del cambio. Y es que el teletrabajo, el flexwork o las prácticas empresariales que emplean las nuevas tecnologías forman parte de una transformación digital mucho más profunda que será la que conduzca a nuevos modelos de negocio.

En este sentido, Manuel Jurado, CEO de 67 Pulsaciones, tiene muy claro que “las personas son el motor del cambio y la tecnología el vehículo para llevarlo a cabo”, a lo que añade: “Por esta razón, se necesita una implicación directa del CEO que es quien debe de liderarlo, contratando nuevos perfiles e identificando y formando a aquellos empleados que ayudarán a liderar la nueva visión estratégica de la compañía”. 

Cambio cultural

Por lo tanto, la clave está en afrontar un cambio cultural en la concepción de las propias empresas, de manera que evolucionen hacia el smartworking, es decir, a atender las verdaderas necesidades que presenta cada una.

En este punto, tal y como ha apuntado Jurado, el CEO es la persona clave para hacer posible ese cambio, ya que será quien lo impulse con su determinación y con un visión clara de hacia dónde debe dirigirse el negocio. 

Eso sí, para lograrlo deberá apoyarse en la puesta en marcha de procesos que propicien una productividad máxima de los empleados. Dichos procesos habrán de sustentarse en herramientas y en metodologías ágiles que hagan posible la creación de entornos colaborativos adecuados. 

Formación del CEO

Manuel Jurado incide en esta idea cuando asegura que “los CEOs necesitan formarse en esas nuevas metodologías ágiles y herramientas colaborativas que permiten gestionar equipos y proyectos así como el seguimiento de los objetivos y análisis de los KPIs”.

Y va más allá al asegurar que “la oficina está para compartir, crear, colaborar y para reuniones importantes”. Sin embargo, insiste en que se debe tener “la confianza y la tranquilidad de que cada persona sabe lo que tiene que hacer, está formado para ello y dispone de las herramientas para conseguirlo. Es más, con herramientas de gestión online podemos conocer en todo momento si se está cumpliendo o no el cometido. Como decía un antiguo socio pon objetivos y échate a dormir”.  

¿Estás interesado en implementar el teletrabajo en tu organización y no sabes cómo? ¡Contáctanos!

Suscríbete a nuestra Newsletter

Y recibirás las últimas noticias sobre marketing, transformación digital e innovación.