Iván Márquez: “Las empresas nos piden productos fáciles de implantar que resuelvan problemas complejos ágilmente”

Iván Márquez, Director de Innovación y Desarrollo de Negocio de 67 Pulsaciones
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aumentar las oportunidades de negocio gracias a la perfecta simbiosis entre su metodología y la que viene empleando 67 Pulsaciones es el principal objetivo que se ha marcado Iván Márquez como nuevo Director de Innovación y Desarrollo de Negocio de la agencia.

“Mi llegada a 67 Pulsaciones provoca una simbiosis entre el knowhow que tiene la agencia y el que me ha reportado el trabajo y la experiencia en mi carrera profesional con empresas punteras en innovación abierta, creatividad estratégica y ventas”, asegura el propio Márquez.

Metodologías y tecnologías disruptivas y colaborativas

67 Pulsaciones trabaja estudiando oportunidades de negocio con el objetivo de conceptualizarlas, optimizarlas y sacarlas al mercado, validando un mínimo producto viable. En este proceso, estamos abriendo el campo de visión de la innovación de 67 Pulsaciones para facilitar el camino hacia la disrupción”.

“Para ello -continúa-, estamos introduciendo metodologías y tecnologías disruptivas en la fase de captación del dato, creando observatorios estratégicos que nos permiten adelantarnos a las oportunidades de negocio y a las necesidades de nuestros clientes. Asimismo, también hemos preparado una metodología propia para idear y cocrear los MPV (mínimo producto viable) usando plataformas colaborativas pioneras que nos permiten trabajar como los GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple)”.

“Finalmente, estamos depurando la fase de iteración y la del lanzamiento del MPV donde 67 Pulsaciones cuenta con una dilatada experiencia tanto en operaciones como en inversiones rentables para optimizar los CPA, los CPL y las KPI críticas para las empresas”, explica el nuevo Director de Innovación y Desarrollo de Negocio.

El flexwork está en auge

Esta suma de métodos permitirá a la agencia captar un mayor número de oportunidades de negocio. “De hecho, al conseguir ensamblar nuestras diferentes metodologías hemos logrado un win to win que nos está conduciendo a crear unos mínimos productos viables para vender un producto específico”.

Iván se refiere a “Preparados, listos, flow”, cuya denominación supone un buen ejemplo de lo que se desea conseguir. “En él utilizamos tecnologías para la preparación, realizamos la conceptualización para estar ‘listos’ y en el ‘flow’ desarrollamos el plan de acción”. 

A fin de cuentas, “la clave pasa por ser capaces de sintetizar y hacer foco en aquellos productos que el mercado necesita, es decir, cosas fáciles de digerir pero que resuelvan problemas complejos”, resume.

Una extensa trayectoria profesional

Iván Márquez estudió publicidad y durante 15 años desarrolló su carrera en el sector industrial, hasta que llegó el momento de buscar nuevos retos. Así, tras formarse en las mejores escuelas, comenzó a trabajar y a viajar con empresas internacionales del ecosistema digital.

“De algún modo, buscaba mi isla… y terminé trabajando en Filipinas. Posteriormente regresé a Madrid, trabajé en Gran Canaria y mi carrera me devolvió a la capital. Era el momento de colaborar con una agencia como 67 Pulsaciones, pues desde un principio me demostró que es diferente y perfecta para mi experiencia. La filosofía que tiene y valores como la deslocalización, la pasión, la creatividad y la agilidad (algo casi obligatorio en la era post COVID-19) le aportan una gran ventaja”, comenta. 

casos de éxito

Y a continuación aprovecha para recalcar la idea de que “trabajar con un mínimo producto viable, como he señalado anteriormente, también proporciona una ventaja cuando se trata de poner foco tanto para ayudar a los sectores más afectados como para acelerar la disrupción en los que van a salir ‘ganadores’ de esta era post COVID-19, es decir, todo lo relacionado con lo digital, ((la alimentación, farma))…”.

Nuevos valores

Precisamente sobre el nuevo escenario en el que se ha de desenvolver el mercado, Iván argumenta que “la clave en los tiempos que corren es que las empresas hagan foco en mantener lo que ya tienen y también en generar equipo y consenso. El objetivo debe ser crear cultura de empresa y enfocarse en los valores”.

A esto añade que “otro paso esencial es el salto al ecosistema digital. Y no hablamos de grandes o pequeñas empresas, pues las de menor tamaño, si tienen un foco digital, pueden crecer exponencialmente”. 

Subvenciones para la transformación digital de las pymes

En este sentido, el nuevo Director de Innovación y Desarrollo de Negocio, está convencido de que estas circunstancias han acelerado un cambio inevitable en la mentalidad del empresario. “Quienes se resistan a ello y traten de permanecer en el antiguo escenario, difícilmente van a sobrevivir”, apunta.

“Uno de los resultados de nuestro trabajo es ayudar a las empresas a crear un ecosistema donde la confianza multidireccional y los valores se sitúen por encima de los procesos. Pero voy más allá. Nuestra principal misión es impregnar a todas las personas de una verdadera cultura de innovación, de modo que actúe de manera ágil como un mágico catalizador en la creación de productos y servicios”, concluye Iván Márquez.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Y recibirás las últimas noticias sobre marketing, transformación digital e innovación.

¡LO QUIERO!