13/03/2019

Drive to Store: qué es y cómo utilizarlo

Conseguir que los clientes objetivo compren en nuestras tiendas, vayan a nuestros restaurantes, o pidan información en nuestros centros es uno de los objetivos principales para todas aquellas marcas que cuenten con establecimientos físicos.

A pesar de toda la evolución de los e-commerce y de la digitalización cada vez más notoria de nuestra sociedad, el porcentaje de ventas en tienda física influidas por lo digital es muy superior a todo el volumen de ventas en e-commerce juntas, tal y como establece el estudio The new Digital Divide, de Deloitte.

Es por ello, que se ha creado ella técnica del Drive to store: la mejor forma de unir offline y online.

Del mono channel a la omnicanalidad

En pocos años, el usuario ha pasado de una forma de consumo en un solo canal (Mono Channel) generalmente físico, a una experiencia de múltiples canales simultáneos (Multichannel o Multidevice) a los que poder acceder desde diferentes dispositivos o canales. Actualmente, nos encontramos en un paso más allá, puesto que del multicanal se ha pasado a la experiencia Omnicanal (Omnichannel o Crosschannel), en donde el posible cliente puede realizar su proceso de compra a través de distintos canales que se combinan y conectan entre sí.

Y es que el mundo online y offline no se encuentran nada separados actualmente. Según indica el Estudio Anual de Mobile Marketing de IAB Spain, el 80% de los usuarios usa el móvil mientras ve la televisión y el 60% usa la Tablet. Como indica el citado informe, las actividades más extendidas son chatear (57%), redes sociales (43%), emails (37%), juegos (27%), el tiempo (19%), noticias (18%) y banca (13%).

Es por ello, que el Drive to Store se presenta como la mejor forma de utilizar el marketing móvil para conseguir ventas físicas reales. De esta manera, conseguimos crear una estrategia de marketing global en la que todas las acciones (tanto online como offline) tienen consonancia, mejorando así la experiencia del usuario y maximizando el número de ventas.

Una de las mejores opciones dentro del Drive to Store es crear campañas digitales ofreciendo una oferta en las tiendas físicas de tu marca. La estrategia será mostrar los anuncios de dicha oferta a las personas que se encuentren en un radio de acción cercano a los establecimientos.  

De esta manera, conseguimos e influir en el comportamiento de los clientes potenciales y guiarles de una manera atractiva hasta el punto de venta deseado. De hecho, según una encuesta de The Interger Group y M/A/R/C Research, un 44% de los consumidores reconocen que los descuentos y cupones son un incentivo muy importante a la hora de tomar sus decisiones de compra.

Drive to store en Facebook

Si quieres empezar a realizar campañas digitales para atraer público a las tiendas físicas, una de las mejores herramientas para hacerlo es Facebook. Entre las muchas tipologías de anuncios que podemos hacer con el Business Manager, existen dos basadas en el Drive to Store.

1. Campañas de alcance

Si tu empresa solo tiene una sola ubicación y quieres conseguir que un mayor número de personas acudan a ella, lo mejor es utilizar campañas con el objetivo “Alcance”.

Este objetivo sirve para dar a conocer nuestra marca y maximizar el número de personas (clientes potenciales) que ven nuestros anuncios durante el tiempo que dure la campaña. Con las campañas de alcance, podemos segmentar el público de nuestra campaña para poder llegar solo a las personas que se encuentran dentro de un determinado radio de acción con respecto a nuestro negocio.

Además, se puede establecer la frecuencia con la que las personas ven nuestros anuncios y el número de días mínimo que transcurren entre que ve tu anuncio y lo vuelve a ver. Si queremos dar a conocer una nueva marca o conseguir una alta actividad del público objetivo con nuestros anuncios, haremos que nuestros anuncios se visualicen más a menudo.

2. Tráfico en el negocio

Con las campañas de “Tráfico en el negocio” puedes diseñar y ejecutar tus propios anuncios locales dinámicos para los establecimientos de tu marca y conseguir aumentar las visitas y las ventas de los productos que allí ofreces.

Puedes poner en marcha una campaña con la que alcanzar a personas que se encuentren a una determinada distancia de tus establecimientos y animarlos a contactar con el personal de tienda o bien, acercarse a su tienda más cercana para realizar sus compras.

Con este tipo de campañas podrás recopilar información y conocer mejor a los clientes de cada una de tus ubicaciones. De esta manera, podrás crear en el futuro nuevas ofertas y promociones en base a los datos obtenidos.

Para utilizar este tipo de campañas, primero debes tener al día las ubicaciones de tus distintos establecimientos, centros o restaurantes que poseas dentro del Business Manager en la sección “Ubicaciones de negocio” para que tus clientes te puedan encontrar con mayor facilidad.  En esta sección, podrás administrar de manera sencilla y centralizada todas las ubicaciones existentes de esa marca (gestionar su localización, horarios, etc.). 

Una vez actualizada la sección de “Ubicaciones de negocio”, podremos poner en marchas las campañas de “Tráfico de negocio”. Para crear la campaña, podremos utilizar una segmentación personalizada indicando siempre una distancia en kilómetros alrededor de cada uno de los establecimientos. Esta segmentación puede realizarse o bien de forma manual (lo recomendamos) o bien según la densidad de población existente.

Podremos elegir entre las diferentes plantillas de anuncio con las que cuenta Facebook para realizar sus campañas: imagen única, imagen por secuencia o vídeo único. Además, en los anuncios podremos incluir un localizador de tienda y llamadas a la acción que inviten al usuario a llegar a la tienda (“Cómo llegar”) o a contactar con el establecimiento (“Llamar”).

Cuando utilizamos las campañas de “Tráfico en el negocio”, tendremos la posibilidad de realizar una optimización de campaña para conseguir mayor número de visitas en el negocio. De esta forma, Facebook nos permite mostrar o entregar los anuncios a aquellos usuarios que tengan según su perfil una mayor probabilidad de acudir a los establecimientos que publicitamos.

Para poder realizar esta optimización de la campaña, deberás tener las “Conversiones fuera de Internet” activas dentro de tu Business Manager, ya que las conversiones se miden de manera independiente a las visitas en el negocio. De esta manera, se puede hacer un seguimiento real de las ventas/pedidos en tus establecimientos y otros canales fuera de Internet que se han producido gracias a los anuncios de Facebook.  

Gracias a las “Conversiones fuera de Internet” conocemos la eficacia real de nuestras campañas publicitarias y podemos saber cuál es el retorno de la inversión en publicidad. Esto es debido a Facebook permite cruzar los datos de nuestro CRM o sistema de clientes y las personas que han visto y hecho clic en nuestros anuncios.