¿Cómo es un taller de Transformación Digital?

transformacion digital 2
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La transformación digital es un reto ineludible para el presente de las empresas, independientemente de su sector y de su tamaño. En 67Pulsaciones|The Business Agency ayudamos a las organizaciones a asumir este reto, en el que, según cifras de la industria, el 90% de los proyectos que nace con este fin, fracasa.

Nuestro leitmotiv es acompañar a estas entidades a buscar su camino en el actual escenario, en el que el cambio constante del mercado y de las necesidades de los usuarios exigen ‘flexibilidad’ y capacidad de adaptación para sobrevivir.

¿Cómo abordamos esta transformación?

Siempre de la mano del cliente. En 67 Pulsaciones ayudamos a las empresas a definir, de forma conjunta, las áreas de mejora o de nueva creación y les asesoramos en propuestas de soluciones, no sin antes consensuarlas conjuntamente.

Es la empresa quien debe sentirse identificada con los objetivos a conseguir y con la nueva entidad que surgirá de esta metamorfosis. Sólo así el proceso tendrá éxito.

Cambiar la forma en la que se trabajaba hasta ahora

Uno de los principales retos en un proyecto de transformación digital es cambiar el modo en que trabajan las organizaciones. Es decir, abandonar formas de trabajo más tradicionales, y apostar por organizar y repartir el trabajo de forma rápida y flexible entre diferentes equipos multidisciplinares, lo que se traduce en una mayor eficiencia, menor margen de error y mayor agilidad a la hora de satisfacer las necesidades del cliente.

Actualmente, muchas empresas siguen equiparando la digitalización con la transformación digital. Pero, en el segundo caso, estamos ante un concepto más amplio, que afecta a todos los departamentos y, por supuesto, también a las personas. Digitalizar consiste en convertir un proceso, llamémosle analógico (manual), en uno digital. Por ejemplo, una empresa de distribución que se monta una tienda online ha digitalizado el proceso de venta, pero no lo ha transformado.

Transformar digitalmente la empresa es un proceso mucho más profundo que actualizarla tecnológicamente. Las tecnologías han creado múltiples espacios de interacción con los clientes que exigen, no sólo nuevas formas de comunicar, sino también de hacer negocios. Hay que reinventar formas más eficientes de relacionarse con nuestro target, cada vez más disperso, y esto ‘exige’ no sólo grandes dosis de creatividad sino también reformular procesos que permitan optimizar recursos, conocer mejor a tus clientes para crear una relación con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario y el ratio de eficiencia.

Sin CEO no hay transformación digital

En 67 Pulsaciones consideramos que para este proceso tenga éxito es indispensable que todos los miembros de la organización hagan suyo ese cambio y estén comprometidos con el proceso. Esto significa que la inversión y adopción de tecnología sirve de muy poco si no va acompañada de un cambio en la mentalidad.  

Para ello, desde 67 Pulsaciones promovemos que el cambio sea liderado por la cúpula directiva: si los directivos se comprometan, entienden qué implica ser y pensar en digital, inspirarán un cambio de mentalidad capaz de restear a las personas, necesario para que la organización sintonice con el nuevo consumidor y lo sirva eficazmente.

En definitiva, una estrategia clara, un liderazgo definido y la involucración de los empleados son los principales motores del cambio.

Aplicación de la tecnología

Las empresas no pueden transformarse confiando en una sola tecnología. En su lugar, deben confiar en una combinación de tecnologías para resolver problemas de negocios o crear nuevas oportunidades. Pero el cambio no ha quedarse ahí.

Estamos ante una revolución sin precedentes, que cambia los procesos de las empresas, las estructuras de los mercados e, incluso, las culturas corporativas y los comportamientos de las personas en sus diferentes roles de consumidores, pero que, por encima de todo, implica una adaptación continua a un entorno en constante cambio, incluso si la organización se transforma con éxito.

En la actualidad, la necesidad de transformación debe acompañar a la organización a lo largo de su historia, si ésta quiere ir sumando años. Reconocer las tendencias en evolución, la experimentación continua para determinar cómo responder de manera efectiva a esas tendencias y luego, propagar experimentos exitosos en toda la empresa. deben ser cuestiones que deben irse sopesando continuamente.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Y recibirás las últimas noticias sobre marketing, transformación digital e innovación.

¡LO QUIERO!